viernes, 30 de noviembre de 2012

Teoría de la motivación humana: De 1943 al 2012


En algún momento de nuestra vida, hemos oído hablar de la pirámide de Maslow, una teoría sobre las necesidades humanas y la motivación, que desarrolló el psicólogo Abraham Maslow en 1943; está claro que en la actualidad, varios años después, la pirámide ya ha perdido su forma o en todo caso, su lógica – bajo mi criterio – no porque no tenga sentido, sino porque hemos cambiado los parámetros a base de buscar la supervivencia en lugar de la felicidad.

Básicamente, Maslow agrupaba las necesidades humanas en diferentes niveles de una pirámide, en donde sólo se atienden las necesidades superiores cuando se han satisfecho las inferiores, claro, esto es según el pensamiento de la época; intento reflexionar en como variaría en la actualidad.

En la base se encuentran las necesidades básicas – Fisiología - comer, hidratarse, respirar, la vestimenta, el sexo – en éste caso el tamaño de la base varía según la persona, y no va con doble sentido, hablo de la pirámide – la temperatura corporal, etc. En este nivel ya encontramos diferencias, por ejemplo, para algunas personas la vestimenta es algo fundamental, que podría indicar la forma de ser de una persona vista por otra, o generar un prejuicio de una tercera persona, por lo que estaría en un nivel diferente; también hay algunos casos que ajustan la "alimentación" para satisfacer una necesidad de un nivel superior, pero ya lo comentaremos más adelante. Por otra parte hay lugares donde el hecho de poder comer ya no se cumple – lean “Salvemos a los niños” – pero en esos casos no hay pirámide que valga.

En el siguiente nivel está la seguridad y protección, el hecho de sentirnos seguros y protegidos, de nuestra salud, el tener un hogar, la seguridad en cuanto al empleo e ingresos, el núcleo familiar, la sanidad, el poder asegurar la alimentación futura, la educación, el tener un coche, etc. 
Ahora bien, pensemos la situación de éste nivel en el 2012, yo no lo veo claro, seguramente muchas gente estará de acuerdo conmigo. Dependiendo de la zona geográfica, del país, del continente, algunas se cumplen y otras no, hay sitios que aseguran la educación pero no hay seguridad al salir a la calle, en otros hay seguridad pero cinco millones de personas no tienen empleo, con lo que no pueden proyectar ni los próximos dos meses; en otros sitios pierden su hogar y se quedan en la calle. Inmigrantes que se encuentran lejos de su núcleo familiar y pasan años sin verse. Podría seguir, pero creo que todos, reflexionando un poco, sabemos exactamente los puntos que varían actualmente.

Llegados a este punto, me gustaría mostrar un vídeo, de la campaña “Nunca dejes de viajar” de www.peru.info en donde podemos darnos cuenta, si realmente vale la pena centrarnos en tener, tener, tener y sobrevivir, o ser felices.




Luego de ver el video, y plantearnos si lo que estamos haciendo es lo correcto, seguiremos con la pirámide.

En el siguiente nivel se encuentran las necesidades sociales o de afecto, como la amistad, el amor, la intimidad sexual como relación, el sentirse dentro de un grupo o círculo de personas, etc. Este tipo de necesidades se generan a nivel colectivo, dependiendo de la sociedad. ¿Cómo analizaríamos este punto actualmente? En donde a veces la unión a un determinado circulo oculta un fin ganancial, en cuanto a mejorar el status, o el término “amistad” se utiliza con demasiada habitualidad, y el amor - que decir - yo creo que era complicado en 1943 y también lo es en 2012; en cuanto a la intimidad sexual, hay mucha más libertad, aunque peligra cuando roza el libertinaje. Está claro que no se puede generalizar en éste nivel, pero mi opinión es empírica en cuanto a mis vivencias, evidentemente.

En el penúltimo nivel está la necesidad de estima y reconocimiento, que por una parte es el respeto a uno mismo, la confianza, los logros, la dignidad, y por la otra el reconocimiento de los demás a nuestra persona. En este caso nos encontramos con la necesidad de llamar la atención, las personas con una baja autoestima generan un complejo de inferioridad y tienden a resaltar algún otro nivel de la pirámide para equilibrar; o en todo caso una autoestima alta nos puede llevar al éxito, sin llegar a ser pedante o soberbio. Aquí recalcaría que actualmente, muchas personas son capaces de no satisfacer algún nivel inferior, con tal de realizar algún logro y resaltar, por dignidad o reconocimiento a cualquier precio, por ejemplo: “Comer lentejas todos los días, para poder comprarse un coche de alta gama” – Por cierto, me gustan mucho las lentejas –

Por último se encuentra la autorrealización, se llega a este punto cuando se cumplen todos los niveles anteriores, sin excepción, cuando uno ya le encuentra sentido a todo esto, sentido a su vida.


Según Maslow, nos pasamos la vida persiguiendo esto, yo me pregunto ¿Le podemos seguir llamando “pirámide”? ¿Cuál es la forma real en la actualidad? ¿Realmente nos pasamos la vida buscando poder cumplir todo esto? Yo no estoy del todo seguro, yo creo que principalmente, lo único que buscamos todos en la vida, lo único, es ver a la persona que amamos cuando  abrimos los ojos por la mañana.

votar

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Salvemos a los niños



Ya sabemos el problema que existe en muchos sitios del mundo con los niños, lo primero que  nos viene a la mente es África, en donde muchos mueren de hambre, enfermedades, o por no tener agua potable, etc., pero lo cierto que es cada vez más un problema global.

Yo reflexiono, y pienso, ¿realmente somos conscientes del problema? O lo vemos como una estadística más. Diariamente nos bombardean con información de estadísticas, por ejemplo, con la cantidad de accidentes de tráfico por segundo en el mundo, la cantidad de nacimientos, te dicen: “en este preciso instante hay 300 parejas casándose en el mundo”; me da ganas de decirle en ese caso: “¡Y a mí qué me importa!”. Y nosotros a pesar de ver esas estadísticas, seguimos nuestra vida sin más, otra opción no tenemos, está claro. – me refiero a vivir, no al hecho de no ver el problema - 

Por eso me gustaría compartir el vídeo de un coro de niños, que hace unos días, dejó helado al público que asistió a un concierto en la ciudad alemana de Wuppertal:




Como pueden ver, inicialmente, el coro estaba completo, y poco a poco se retiraba un integrante del escenario, el público atónito, presenciaba como el coro iba desapareciendo hasta quedar un sólo integrante, fue cuando el niño se dirigió al público y dijo lo siguiente: “Cada 3 segundos el mundo pierde a un niño por causas que podrían haberse evitado”. A ésta estadística SI digo que me importa, porque los niños son inocentes, no entienden por qué no pueden ir a la escuela, o simplemente abrir el grifo y tener agua, lo cual para nosotros es algo totalmente normal; no entienden el por qué del hambre, ni siquiera conocen la sensación de tener el estómago lleno.

Una mirada que no tiene precio
Esta es una campaña que realizó la ONG International Children’s Fund, con motivo del día del niño, para recordar el drama de miles de menores que mueren cada día por motivos evitables. Parece que éste tipo de campañas, son las que realmente hacen tangibles las estadísticas, nos hacen pensar, nos hacen meditar sobre el hecho de que para que la mayoría de gente occidental pueda vivir cómodamente, ellos tienes que sufrir. Y no me sirve que digan ejemplos como: “si en China, a cada familia se le ocurre tener un coche particular a gasolina, no alcanzaría el petróleo para todo el mundo”. No! No es un coche, son niños! Por favor seamos conscientes del problema, observemos a nuestros hijos – yo no tengo, aunque sobrinos si – y pensemos cual es la diferencia, ¿Qué nacieron en España? ¿En Argentina? Ya se lo digo yo, no hay diferencia, son simplemente niños con toda la vida por delante.

Por último, me gustaría dejar el vídeo de la canción original Mad World de Gary Jules con su traducción en español, porque por lo menos a mí, me ayuda a entender el problema.




Les recomiendo que visiten la web de la ONG International Children’s Fund, es en inglés, pero no creo que tengan problemas para entenderla. 


votar

martes, 27 de noviembre de 2012

El cambio a la sociedad actual



Cuando hablo de sociedad, utilizo el término “la” sociedad y no “nuestra” sociedad, porque mi reflexión en este caso es sobre la sociedad a nivel global, ya que como Argentino en España hace unos 10 años, también podría hablar de la sociedad en mi país, pero creo que ese caso en concreto necesitará un capítulo aparte que seguramente comentaré en otro momento. Luego de ésta aclaración, ya puedo hablar del término sociedad sin referirme a una u otra en particular.

Lo que me hace reflexionar en este caso, es principalmente, el valor que le damos a las cosas por encima de las personas; en la sociedad actual, cuando conoces a una persona, una de las primeras preguntas que te hace – si no es la primera - es ¿a que te dedicas?, haciéndome dudar si la pregunta es porque no se le ocurre otra cosa o porque realmente es lo que más le interesa, - no sé - , generalmente cuando no se tiene nada que decir, hasta donde yo sé, se habla del tiempo, algo así como: “…empezó a hacer frío, no?....”. Por eso dudo si realmente es lo primero que le interesa a la gente o no.

Pensémoslo objetivamente, ¿realmente cambiará en algo el resto de la conversación dependiendo de mi respuesta a esa pregunta? La respuesta más sencilla es: No, pero como pasa en otros aspectos, la teoría no siempre se cumple en la práctica, momento indicado para citar:

 “el sentido común es el menos común de los sentidos”

Esto indica la sociedad consumista o materialista que hoy existe, en la que se te encasilla o se te etiqueta según lo que tienes o a lo que te dedicas; y valoran menos el quién eres, o las cosas que te gustan.

Lo que me extraña de todo esto, es que la sociedad actual, por lo general, se ha criado en los años ’70, ’80 o ’90 con poquitas cosas, sin consolas, móviles, ordenadores portátiles, cuando se preguntaba “como estas” y no si te has comprado el último iPhone o si te bajaste tal aplicación; que pasó en los últimos 30 años para llegar a la forma de pensar actual? Si la sociedad que se crió con pocas cosas – pero felices – llego a éste punto, a cual llegaran los niños que se crían hoy con esta forma de pensar, prefiero no imaginármelo.

Álbum de los  Thundercats
Yo aún recuerdo la mayor ilusión que podía tener un niño en los años ’80, y no era otra más que cuando encontraba el cromo que finalmente completaba su álbum, o colgarse de los árboles que se convertían en naves espaciales, terminaban con las rodillas peladas, en algunos casos con la suela del zapato gastada por meter el pié contra la rueda de la bici para frenar; y pienso en la ilusión de los niños de ahora, y no es otra que comprarse el último juego Call of Duty de la Playstation, que de hecho facturó 500 millones de dólares en 24 horas; algo diferente a lo que recaudaba nuestro kiosquero cuando nos vendía el álbum de cromos.  ¿Niños colgados de los árboles? ¿Que es eso? Ya no existe, ahora lo hacen desde el salón de su casa, con la consola Wii.

Si nos paramos a pensar, vivimos desactualizados, cualquier cosa que compremos, a los pocos días saldrá la nueva versión, dándonos la sensación de estar anticuados – o es lo que nos quieren hacer creer – y generan una necesidad que no teníamos, que pareciera nos causa infelicidad. Nosotros, que usábamos ropa usada por nuestros hermanos y éramos felices, que nos regalaban un camión Duravit, y ya teníamos juguete para varios años…. Despertémonos! No sigamos a éste ritmo, no enseñemos este materialismo a la nueva generación, que aprendan a valorar a las personas, el desarrollo intelectual por encima del económico.

Podría alargarme mucho más, como también decir, que las nuevas tecnologías tienen su parte buena para el desarrollo social; pero estoy completamente seguro, que si pensamos ahora por un momento en lo felices que éramos con muy poquitas cosas, no podremos dejar de esbozar una sonrisa y asentir con la cabeza.


votar

lunes, 26 de noviembre de 2012

Por qué tener un blog


Hace bastante tiempo que pienso en la posibilidad de tener un blog personal, y poder escribir mis reflexiones o conclusiones sobre diferentes temas sociales, culturales, de actualidad, viajes que he realizado o me gustaría realizar, etc., y de ésta forma compartir ideas y experiencias con otras personas. Por este motivo finalmente decidí crearlo; en el peor de los casos no deja de ser un lugar donde plasmar mis ideas y si a alguien le sirve, bienvenidas también las suyas.

Hay dos citas que me gustaría recalcar, ya que combinándolas, podemos darnos cuenta de la importancia del intercambio de ideas y opiniones, y el hecho de estar abierto a otras formas de pensar, lo opuesto a ello sería contraproducente a nuestro desarrollo personal y en definitiva – un error -  la primera es del escritor estadounidense Alvin Toffler:

"Los analfabetos del siglo XXI no serán aquellos que no sepan leer y escribir, sino aquellos que no sepan aprender, desaprender y reaprender."

Y la segunda cita es del matemático y filósofo francés Henri Poincaré:

"Dudar de todo o creer en todo son dos soluciones igualmente cómodas que nos dispensan, tanto una como la otra, de reflexionar."

De nada sirve tener una postura extrema, inflexible, y no tener predisposición al dialogo, al debate, pero al debate en el cual se expongan ideas con argumentos,  con el fin de llegar a un punto intermedio, sin intentar llevar al que piensa diferente a nuestro terreno porque sí, por tener simplemente la razón; ganaremos “la discusión” – eso sí -, pero perderemos “el debate” y la oportunidad de aprender.


Por otra parte, mi interés en la fotografía, en los viajes y en los diferentes temas de actualidad, seguramente ocupe una parte dentro de mi blog, compartiendo tanto información y páginas de interés en cada caso como las diferentes opiniones que se puedan aportar.

Esta es la idea de mi blog, reflexionar, debatir, y compartir diferentes puntos de vista e información de interés; en definitiva, dar mi opinión e intentar aprender todo lo que pueda de los demás. 
votar